Esta página web utiliza cookies para garantizarle una mejor experiencia en nuestro sitio web.
Al continuar navegando en esta página web, usted acepta el uso de cookies. Para más información aquí

Weber - Saint-Gobain

Sistema weber.therm natura - acabado mineral capa fina

Ventajas

  • Sistema SATE para la renovación de fachadas
  • Excelente aislamiento térmico
  • Solución 100% natural, y más sostenible que otros sistemas
  • Fácil puesta en obra, sistema en base placas aislantes prefabricadas

Soluciones que componen el sistema

  1. weber.therm base
  2. weber.therm placa corcho
  3. weber.cal flexible

Características grales

Aplicaciones

El sistema weber.therm natura es un sistema de aislamiento térmico por el exterior tipo SATE/ETICS en base placas aislantes prefabricadas de corcho natural aglomerado y revestidas, que atiende a la necesidad de reducción de la demanda de las viviendas en base a criterios energéticos aportando una imagen renovada al conjunto del edificio.

El aislante del sistema weber.therm natura es corcho, producto 100% natural y sostenible. Las placas de corcho aglomerado son un producto natural que ha sido sometido a un proceso térmico de tostado, que comporta la fusión de la suberina, un biopolímero presente en la estructura celular del corcho que actúa como aglutinante y permite la conformación del material en placas de forma totalmente natural sin necesidad de aditivos. Este proceso de tostado incrementa las prestaciones térmicas y acústicas del mismo, puesto que la célula expande, aumenta de volumen. El sistema no es un elemento constructivo capaz de soportar cargas, no contribuye directamente a la estabilidad del muro sobre el cual es instalado, pero puede contribuir a su durabilidad ya que proporciona una protección adicional contra la acción ambiental de los agentes atmosféricos, y no está previsto para asegurar el sellado hermético contra el aire en estructuras constructivas, y no es un elemento constructivo.

El sistema está compuesto en base placas de corcho natural aglomerado, y revestido con alguna de las propuestas siguientes: mineral en capa fina (weber.cal flexibe) y acrílica (gama weber.tene). En la puesta en obra del sistema se deben tener en cuenta una serie de factores clave especificados en la presente Ficha de aplicación del sistema, garantizando con ello la calidad del sistema, que otorgará la impermeabilidad y protección a la fachada.

El sistema weber.therm natura es ideal en aquellas fachadas de rehabilitación u obra nueva, en las que sea necesario una actuación de mejora energética.

  • En edificios de nueva construcción que desde su proyección tratan de contribuir en la reducción del consumo energético incrementando la capacidad aislante de las zonas opacas de su envolvente y de ofrecer un acabado de altas prestaciones y estético.
  • En rehabilitación mejora del aislamiento térmico de las partes opacas de la fachada para la reducción de las pérdidas de energía a través de ellas y de los puentes térmicos en la envolvente, resolviendo así, en algunos casos, los posibles problemas de humedad por condensación, con acabados de altas prestaciones que aportan impermeabilidad, resistencia a la fisuración y con amplias posibilidades estéticas de acabado.

 Soportes admisibles:

  • Soportes planos y resistentes en rehabilitación: enfoscados, revestimientos cerámicos u otros, previa consulta a nuestro Departamento Técnico.
  • Soportes nuevos, resistentes y con una superficie plana: bloque cerámico (ladrillo), bloque de hormigón, mortero de enfoscado, bloque Arliblock®, hormigón, paneles de madera tipo OSB.

Ventajas del sistema

Las principales ventajas del sistema weber.therm natura vienen determinadas por las características intrínsecas del material aislante y por tipo de acabado. Así pues destacan las siguientes:

  • Aplicación sistemática en base placas aglomeradas de corcho 100% natural
  • Elevado poder aislante, aporta la resistencia térmica necesaria al cerramiento del edificio de acuerdo a lo especificado en el DB-HE del CTE, minimizando los puentes térmicos.
  • Sistema que contribuye a la sostenibilidad, reduciendo las emisiones de CO2 en más de un 70% en con respecto los sistemas en base placas EPS.
  • Solución natural de elevada transpirabilidad.

Características Técnicas

  • Reacción al fuego, determinada de acuerdo con el apartado 5.1.2.1 de la Guía DITE 004: B s2 d0.
  • Absorción de agua, determinada de acuerdo con el apartado 5.1.3.1 de la Guía DITE 004.
    • Absorción de agua transcurrida 1 hora: < 1 kg/m2
    • Absorción de agua transcurridas 24 horas: < 0,5 kg/m2
  • Buen comportamiento higrotérmico, determinado de acuerdo con el apartado 5.1.3.2.1 de la Guía DITE 004, no produciéndose ningún defecto, por lo tanto el sistema se considera resistente a los ciclos higrotérmicos.
  • Comportamiento frente al hielo/deshielo, determinado de acuerdo con el apartado 5.1.3.2.2. de la Guía DITE 004. El sistema es considerado resistente frente al hielo-deshielo dado que la absorción de agua es inferior a 0,5 kg/m2 transcurridas 24 horas.
  • Resistencia al impacto, determinada de acuerdo con los apartados 5.1.3.3, 5.1.3.3.1, 5.1.3.3.2 de la Guía DITE 004.  Acabado mineral en capa fina y acrílico: Categoría II – con malla de refuerzo simple, revestimiento no penetrado ni agrietado ni perforado con punzón de 12 mm, Categoría I – sin deterioro tras el impacto de 3 y 10 julios ni perforado con punzón de 6 mm (con malla de refuerzo doble).
  • Permeabilidad al vapor de agua (resistencia a la difusión de vapor de agua), determinada de acuerdo con el apartado 5.1.3.4 de la Guía DITE 004. Espesor de aire equivalente en acabado mineral en capa fina y acrílico: < 1.0 m. Espesor de aire equivalente en acabado mineral en capa gruesa: <0.33 m.
  • Adherencia, determinada de acuerdo con el apartado 5.1.4.1.1 + 2 + 3 de la Guía DITE 004. (ver cuadro en Ficha Técnica).
  • Resistencia a la adherencia tras envejecimiento, determinada de acuerdo con el apartado 5.1.7.1 de la Guía DITE 004, ≥ 0.8 N/mm2.
  • Resistencia térmica del sistema, otorgada por el material aislante.

Condiciones generales para la aplicación del sistema weber.therm natura

El procedimiento de aplicación descrito en esta Ficha Técnica implica el seguimiento de las siguientes condiciones generales de utilización:

  • Se deberán respetar las juntas de dilatación existentes en el edificio, mediante los procedimientos de ejecución adecuados;
  • No aplicar el sistema en fachadas con una inclinación inferior a 45º;
  • No aplicar los morteros con una temperatura ambiente inferior a 5ºC y superiores a 30ºC.
  • No iniciar la aplicación del sistema sobre soportes en los que no haya transcurrido el tiempo de curado necesario desde el final de su ejecución (p.e. 1 mes en el caso de soportes de material cerámico y 2 meses en el caso de bloques de hormigón o arcilla aligerada), para que tengan las condiciones de estabilidad, secado y resistencia adecuados;
  • Durante la instalación del sistema, es recomendable proteger la fachada de la radiación directa del sol mediante la utilización de lonas de protección colocadas en los andamios;
  • Los materiales no deberán ser aplicados en caso de viento intenso, o bien previsión de lluvia o nieve durante el periodo de secado de los morteros;
  • Es indispensable la utilización de materiales y componentes compatibles recomendados y suministrados por Weber para garantizar la calidad del sistema;
  • Los trabajos deberán ser ejecutados por personal cualificado, con el asesoramiento y supervisión adecuados.

Documentación

Ficha Técnica

Ficha Aplicación

Certificaciones técnicas

Enviar o descargar la documentación:

Consideraciones de proyecto

Resistencia Térmica

La resistencia térmica (U) del sistema weber.therm natura viene dada básicamente por la resistencia térmica del material aislante, en este caso weber.therm placa corcho, despreciando la de los revestimientos asociados. A continuación se detallan las resistencias térmicas para los diferentes espesores:

DescripciónEspesor (mm)Largo (mm)Ancho (mm)Resistencia Térmica (m2.K/W)
weber.therm placa corcho







2010005000.50
3010005000.75
4010005001.00
5010005001.25
6010005001.50
7010005002.00
10010005002.50
12010005003.00
14010005003.50

Especificación del soporte

Los soportes deberán presentar una superficie plana sin irregularidades significativas o desniveles superiores a 1 cm bajo una regla de 2 m, y con la resistencia adecuada para soportar el revestimiento (adherencia mínima de 0,15 MPa en ensayo tipo pull-off). Pudiéndose aplicar sobre hormigón, morteros de enfoscado, paneles de madera tipo OSB, y soportes planos en rehabilitación en buen estado como pintura, monocapa, revestimientos cerámicos (en otros casos consultar).

Fijación mecánica

Se deber prever siempre la fijación mecánica adicional a la adhesión de las placas aislantes, mediante la utilización de los elementos de fijación, weber.therm espiga, en una cantidad mínima de 6 unidades por cada m2, colocadas en el perímetro y en el centro de las placas.

Remates superiores de las fachadas

Es fundamental, para un buen mantenimiento del aspecto de la fachada con el sistema weber.therm natura en el tiempo, que el diseño de los remates superiores de la fachada (vierteaguas o aleros), impida al agua de la lluvia discurra directamente sobre la superficie del revestimiento, arrastrando y depositando sobre ésta la suciedad acumulada en la superficie de los elementos de protección. En el caso de los vierteaguas, se deberá garantizar que la inclinación sea para el lado interior del muro de coronación, y que éstos sobrevuelen unos 3 ó 4 cm en el plano horizontal y que tengan goterón en el extremo.

Alféizares de ventanas

El diseño de los alféizares de las ventanas debe ser tal que impida al agua de lluvia discurrir directamente sobre el revestimiento del sistema weber.therm natura, arrastrando la suciedad acumulada que se deposita en la superficie.

Los alféizares además de la pendiente hacia el exterior para asegurar la evacuación del agua, deberán contar con un voladizo en el plano horizontal de unos 3 ó 4 cm con remate goterón que sobresalga del plano del cerramiento de la fachada y la existencia de un elemento en los extremos laterales (ranura, pequeño canalón, jamba, etc.) que impida al agua escurrir lateralmente, conduciendo el agua hacia la parte frontal.

Refuerzo de zonas accesibles expuestas a impactos

Las zonas del sistema expuestas a impactos mecánicos, es decir, normalmente son aquellas zonas accesibles (hasta 2 m de altura desde el nivel de suelo, en balcones o terrazas, etc.), deberán ser reforzadas con la incorporación de una capa de malla extra de refuerzo (doble weber.therm malla 160) o bien una malla de un gramaje superior (weber.therm malla 320).

Remate en el contacto con el suelo

El remate del sistema en contacto con el suelo, especialmente en la definición del revestimiento final, debe tener en cuenta que estará frecuentemente en contacto con el agua existente en el terreno o las salpicaduras que se produzca, resultado de la lluvia o de los sistemas de riego.

Por este motivo, se deberá colocar un revestimiento resistente a la exposición prolongada de agua, p.e. un zócalo cerámico, piedra natural u otro.

Adicionalmente, se deberá prever la existencia de un sistema de drenaje de las aguas pluviales entre la superficie del sistema y el terreno, evitando su acumulación en las capas superficiales del suelo, lo que podría afectar la durabilidad de los materiales y revestimientos.

Si se quiere arrancar el sistema desde nivel de suelo, se recomienda utilizar un material de baja absorción de agua por debajo del perfil de arranque, como EPS o XPS.

Revestimiento de acabado

Los revestimientos a utilizar como acabado del sistema weber.therm natura proporcionan un acabado decorativo, impermeabilizan y contribuyen a la resistencia superficial del sistema.

Mineral en capa fina, en base al mortero de cal deformable y de altas prestaciones weber.cal flexible, adherencia sobre el mortero base > 0,3 MPa, coeficiente de capilaridad W2 (≤0,4 kg/m2·min0,5), conductividad térmica 0,54 W/m·K (P=50%); previa regularización con mortero weber.therm base blanco acabado liso y reforzado con weber.therm malla 160. El acabado mineral en capa fina dota al sistema de un acabado de gran flexibilidad, de alto nivel estético y con una textura muy fina, suave y sedosa.

Se desaconseja la utilización de colores cuyo coeficiente de absorción de radiación solar α sea superior a 0,7 (ver tabla adjunta), excepto si la fachada se encuentra permanentemente protegida de la radiación solar, en esos casos es recomendable utilizar weber.therm aislone o weber.therm placa LM como material aislante.

Y como última opción aplicar un espesor mínimo de la capa de regularización de 8 mm, mediante sucesivas capas y reforzando con doble malla weber.therm malla 160.

Gama cromática de la superficieCoeficiente α
Blanco0,2 a 0,3
Amarillo, beige, naranja, rojo claro0,3 a 0,5
Rojo intenso, verde claro, azul claro0,5 a 0,7
Marrón claro, azul vivo, azul oscuro, verde oscuro0,7 a 0,9
Marrón oscuro, negro0,9 a 1,0

 

 

Aplicación del sistema

Preparación del soporte

En obra nueva,

Los soportes deberán presentar una superficie plana (fábrica cerámica, hormigón o mortero de enfoscado) sin irregularidades significativas o desniveles superiores a 1 cm bajo una regla de 2m, con la resistencia adecuada para soportar el revestimiento y que haya transcurrido el tiempo de curado necesario desde el final de su ejecución para que reúna las condiciones de estabilidad adecuadas (p.e. 1 mes en el caso de soportes de material cerámico y 2 meses en el caso de bloques de hormigón o arcilla aligerados).

En el caso de tener un mortero de enfoscado u hormigón, comprobar la limpieza y consistencia de la superficie. Los soportes deberán ser normalmente absorbentes, consistentes y exentos de polvo o desencofrantes.

En obras de rehabilitación,

Los soportes deberán ser comprobados desde el punto de vista de su consistencia, envejecimiento y fisuración, debiendo ser retiradas las zonas que no tengan buenas condiciones y reparándolas posteriormente. También deberán ser eliminados todos los restos de suciedad y contaminación existentes en la superficie, como puedan ser acumulaciones de suciedad o proliferaciones de microorganismos (hongos o moho), mediante la aplicación de un agente desinfectante (p.e. lejía) y el lavado posterior con agua limpia a presión (que será necesaria para garantizar la eliminación de los restos de suciedad y agente de limpieza).

Los soportes de hormigón deteriorados deberán ser reparados con un mortero de reparación estructural (weber.tec hormiplus, weber.tec hormirep o weber.tec hormiestetic dependiendo del grado de afectación), incluyendo el tratamiento de las armaduras en caso necesario con la imprimación antióxido weber FR. Reparar las zonas fisuradas, siempre que las fisuras sean estables y tengan una apertura superior a 2 mm. 

Estos trabajos de adecuación del soporte deben realizarse de manera concienzuda, ya que el éxito de la intervención vendrá directamente condicionado con esta acción.

Arranque del sistema desde el suelo

El sistema se puede arrancar por encima del nivel de suelo, o bien dar continuidad al sistema de aislamiento térmico de las paredes enterradas, manteniendo el espesor de las placas aislantes o bien continuando con un espesor superior.

Arranque por encima del nivel del suelo:

El sistema weber.therm natura, deberá ser limitado en todo su contorno inferior por un perfil de aluminio weber.therm perfil arranque de espesor adecuado a las placas aislantes. Este perfil cumple con una doble función, por un lado sirve de nivel de referencia para el inicio del montaje del sistema (garantizando su horizontalidad y el apoyo de la primera hilera de placas), por otro sirve de protección inferior del mismo contra la penetración de la humedad y de agentes externos.

El perfil de arranque deberá posicionarse por lo menos a 15 – 20 cm del suelo, para que el sistema de aislamiento no entre en contacto directo con el suelo. El perfil deberá ser colocado en posición horizontal, utilizando para su fijación tornillos de zinc y tacos adecuados al soporte, con una distancia de fijación entre ellos inferior a 30 cm, y colocando una fijación a menos de 5 cm en los extremos. En las uniones entre perfiles deberá existir un espacio de 2 – 3 mm para permitir su dilatación.

Arranque del sistema desde suelo

La zona donde se colocará el perfil de arranque se debe encontrar perfectamente regularizada para que éste asiente perfectamente contra el soporte, se puede utilizar, por ejemplo, un mortero regularizador e impermeabilizante weber.tec imper Gweber.tec imper F, además se debe impermeabilizar el soporte con un mortero impermeabilizante weber.tec imperflex, 10 cm por encima del nivel donde se colocará el perfil y hasta la zona de contacto con el suelo previamente a la colocación del perfil, evitando así la penetración de humedad en el sistema a través del soporte debido a la ascensión capilar, hasta las placas aislantes.

Arranque del sistema por encima de nivel de suelo

Continuidad del sistema de aislamiento de pared enterrada:

La placa aislante del SATE puede ser apoyada en la placa aislante del sistema de aislamiento enterrado (realizado, por ejemplo, con poliestireno extruido XPS) si tiene el mismo espesor, a partir de una cota por lo menos 20 cm por encima del nivel del suelo; si el espesor de la placa aislante fuese superior al de la placa de la zona enterrada, se deberá colocar un perfil de arranque, creando una junta de separación por lo menos de 5 mm con la placa del sistema enterrado, sellando con material elástico e impermeable del tipo weber.flex P100.

Una vez impermeabilizado el soporte, y revestidas las placas con weber.therm base reforzado con malla, se deberá impermeabilizar la zona enterrada de la pared del SATE aplicando un mortero impermeabilizante weber.tec imperflex o mortero bituminoso tipo weber.tec 915 desde unos 15-20 cm por debajo del arranque de las placas y hasta unos 15-20 cm por encima del nivel del suelo.

Continuidad del sistema de aislamiento de pared enterrada

Montaje de las placas aislantes

Las placas aislantes deberán ser montadas de abajo para arriba, apoyando cada hilera de placas sobre la anterior, excepto la primera que apoya sobre el perfil de arranque. Las placas aislantes serán adheridas al soporte con el mortero polimérico de altas prestaciones weber.therm base aplicado en el reverso de las placas.

Sobre soportes planos, el mortero de adhesión se puede aplicar en toda la superficie de la placa, con una llana dentada (de dientes de 9-10 mm). Pudiendo ser necesario aplicar también mortero en el soporte, en caso que exista en éste alguna irregularidad que dificulte el contacto perfecto con la placa (comprobar la planimetría de las placas y que el mortero de adhesión de la placa está en contacto con el soporte en la totalidad de la superficie).

Las placas de pueden adherir mediante cordón perimetral de unos 5 cm de ancho y unos 3 cm de espesor, y tres pegotes centrales, asegurando siempre una adhesión mínima del 60% de la superficie de la placa.

Montaje de las placas aislantes
Montaje de las placas aislantes

Las placas deben ser colocadas en posición horizontal en filas sucesivas, de abajo a arriba, a rompe-juntas en relación con la hilera anterior. Del mismo modo en las esquinas, los extremos de las placas deberán ser alternados, para mejorar el trabamiento del sistema.

Montaje de las placas aislantes

Las placas serán colocadas inmediatamente después de la aplicación del adhesivo, y se colocarán en su posición final, presionando contra el soporte con la ayuda de una llana con el objetivo que el mortero de adhesión se extienda, ajustando los bordes y planimetría a las placas adyacentes de modo que no haya holguras entre placas y eliminando los restos de material existentes en los bordes.

La verticalidad y la planimetría de cada placa deberán ser permanentemente comprobadas, mediante el uso de una regla de 2 metros y el nivel correspondiente. La planimetría de la placa colocada se debe ajustar a las de las placas contiguas dejando una superficie plana, sin desniveles en los bordes de placas superiores a 2 – 3 mm. En caso contrario, estas irregularidades serán eliminadas por alisamiento (p.e. con llana de púas o una lija de grano grande), y eliminar los residuos resultantes.

Las placas en las esquinas de huecos deberán estar colocadas de tal manera que se evite el alineamiento de los bordes de la placa con el plano horizontal o vertical del hueco, realizando los cantos mediante la colocación de una placa cortada en forma de “L” envolviendo todo el canto. Este detalle contribuirá a disminuir la tendencia a la formación de fisuras en este punto singular.

Montaje de las placas aislantes

Nota importante: la colocación de las placas aislantes es uno de los aspectos más importantes, sobre todo se debe tener en cuenta mantener la planimetría de éstas, ya que en caso contrario los resultados serán defectos globales de planimetría en la fachada, que provocarán dificultades en la aplicación del revestimiento final. Las capas de regularización no deben ser utilizadas para resolver defectos graves de planimetría, ya que puede originar la aparición de otras patologías (fisuras, ondulaciones, etc).

Fijación mecánica de las placas aislantes

La fijación mecánica de las placas aislantes se realizará mediante la utilización de weber.therm espiga, anclajes mecánicos expansivos, que serán colocadas después del endurecimiento del mortero de adhesión, en una cantidad mínima de 6 unidades por cada metro cuadrado, y que serán incrementadas en función a la elevación y de la exposición al viento, especialmente en el canto del edificio. Las espigas deberán estar adecuadas al tipo de soporte y del espesor del material aislante.

Fijación mecánica de las placas aislantes

La cabeza circular de las espigas deberá ser presionada de modo que quede enrasada con la superficie de la placa aislante, para no tener salientes en el plano de la placa. Las pequeñas cavidades resultantes de las hendiduras deberán ser posteriormente rellenadas con mortero de regularización, en una operación previa al revestimiento de las placas.

Fijación de las placas aislantes
Fijación de las placas aislantes
Fijación de las placas aislantes

Refuerzo de jambas, dinteles y esquinas de huecos

El sistema de aislamiento térmico deberá envolver las jambas y dinteles de ventanas y puertas con el objetivo de minimizar los puentes térmicos. El remate del sistema con el marco se realizará con una junta que se sellará con un cordón de sellador elástico e impermeable tipo mástico weber flex P100 cuando el revestimiento final esté colocado. Antes de la aplicación de la primera mano de mortero regularizador, se deberán reforzar las esquinas de huecos mediante tiras de malla a 45º de unos 20 x 40 cm colocadas sobre las placas aislantes mediante la utilización de mortero regularizador weber.therm base.

Refuerzo de jambas, dinteles y esquinas de huecos

Aplicación de los perfiles de refuerzo

En todas las aristas del sistema deberán colocarse perfiles de refuerzo adheridos sobre las placas de corcho con weber.therm base.

Las aristas del sistema como cantos de edificio y esquinas de huecos deberán ser reforzadas con weber.therm perfil esquinero, de PVC con malla de fibra de vidrio, colocado con el mismo mortero regularizador.

Los dinteles de las ventanas deberán ser reforzados con weber.therm perfil goterón para evitar las escorrentías de agua en los planos de las fachadas.

Las juntas de dilatación deberán ser respetadas, interrumpiendo el sistema y rematadas con weber.therm perfil junta dilatación. El espacio interior del perfil de la junta de dilatación puede ser rellenado en zonas accesibles con sellador elástico weber.flex P100 sobre cordón de fondo de junta de espuma de polietileno expandido.

Alféizares de ventanas

Los alféizares de ventanas deberán contar con una pendiente hacia el exterior de 10º como mínimo, para asegurar la evacuación del agua, deberán contar con un voladizo en el plano horizontal de unos 3 ó 4 cm con remate goterón que sobresalga del plano del cerramiento de la fachada, y la existencia en los extremos laterales de una ranura, pequeño canalón, etc., que impida al agua escurrir por el lateral, conduciendo el agua hacia la parte frontal.

Revestimiento de las placas aislantes

Acabado mineral capa fina (weber.cal flexible reforzado con weber.therm malla 160)

Tras el pegado de las placas y de los elementos de refuerzo en los puntos singulares, la superficie de aislamiento térmico se reviste con una primera capa de mortero weber.therm base blanco, en un espesor de 2 mm, sobre la que se embeberá en su totalidad weber.therm malla 160 (gramaje 160 gr/m2, apertura del entramado 3.5 x 3.8 mm, y con tratamiento alcalino resistente) con el paso de una llana de acero inoxidable.

Revestimiento de las placas aislantes weber.cal flexible
Revestimiento de las placas aislantes weber.cal flexible

No aplicar nunca la malla directamente sobre el material aislante. En las juntas de la malla deberá existir una superposición mínima de 10 cm, y esta deberá envolver las aristas donde existan weber.therm perfil esquinero.

En las áreas accesibles del edificio, es recomendable repetir el procedimiento anterior, utilizando en este caso weber.therm malla 320, con un gramaje de 330 gr/m2 o una doble weber.therm malla 160, para dotar al sistema de una mayor resistencia al impacto.

Tras el secado de la primera capa (24 horas) se aplica una última capa de weber.therm base blanco en un espesor de unos 2 mm, que envolverá completamente la malla, quedando una superficie lisa, sin marcas y con una textura constante en toda su extensión. Alisar toda la superficie para obtener un acabado sin marcas, y sin irregularidades.

Cuando la última capa de weber.therm base blanco esté completamente seca, mínimo 24 horas después de su aplicación en función de las condiciones meteorológicas, se aplica la capa de revestimiento de acabado, en este caso weber.cal flexible, aplicado en un mínimo de 3 manos.